jueves, 28 de noviembre de 2013

¿Por qué comprar algo que puedes hacer tu mism@?

Siempre ando "jugando al tetris" en mi pequeño taller de manualidades, pues tengo muchas cosas y poco espacio (ya les he hablado de mi constante negación a tirar cosas....). 


Había probado a ordenar de diferente forma todos los cajones y siempre el mismo resultado: acaba todo desordenado en el cajón o peor aún, la mesa llena de mil cachivaches.


Así que se me ocurrió que si incorporaba a mi mesa de trabajo unas pequeñas estanterías, podría solucionar el problema, pues tendría todo a la vista y ordenado (¡¡¡un sueño macaronésico!!!, como diría Jabicombé).


Y como bien dice el título de esta entrada, ¿por qué comprar algo que puedes hacer tu mism@?


¡¡¡Pues manos a la obra!!! Con una gran caja de cartón que tenía esperando a ser reutilizada y silicona caliente, empecé a dar forma a lo que serían mis nuevas estanterías:




Como pueden ver, nada del otro mundo. Muy normalitas y sencillas de hacer. Como se veían un poco feuchas, las decoré con un poco de papel y cinta washi tape:




Aunque no lo parezcan, son bastante resistentes (efectivamente, las he cargado a tope jajajjaa).

Esta publicación se la dedico a Dunia, que seguro que le gusta esta idea.